25 agosto 2005

Otherness

Lo nuestro,
no puede nombrarse,
ni habría de ser comparado,
sólo entendido,
como se sabe al tacto de la caricia
y a la mirada como ecuación.

Se va por cementerios lazo mágico,
calles en que tú y yo,
eco invisible,
pertenecemos a la prímula,
o más probablemente al éxodo,
y desde el abismo nos savemos,
porque somos,
dentro de un almácigo todo adoquín,
la más honda ilusión,
almadraba sin redes,
trinar de estirpe vagabunda.
Vamos tú y yo,
eco universal,
figura colmada,
rehaciendo la ye,
cósmicamente sembrada.
-Brownoideo es una palabra fea -dices mientras sales del río.

Y lo sé desde el humo en el que estoy
postrado, inconciliable,
instancias de realidad,
hoyos lapidados,
que no me alcanzan, que no,
de ahí saldrá un producto,
un resultado,
una figurita cualquiera.

El recuento del éter:
su trémolo:

atraviesan este puente.

2 comentarios:

A.Ocampo dijo...

y lo leo desde el humo, humedo, humeante desde que me dejaste =). le pegas a esto. esta muy bien.

Anónimo dijo...

What a great site » » »