24 noviembre 2008

3:

Como siempre, me detengo en tu boca.
No hay quiromancia para los labios
aunque sí haya lectura en los tuyos:
destino que al menos me aclara
qué soy yo por un momento.
Momento de revelación
luz húmeda y oscura.
Estoy contigo en colores rosa
sabores de encuentro.
Conformamos una ecuación
única, irrepetible
paralela a otras
de otros lados, otras horas.
Me encuentro contigo
en nuestra propia luz
luz que nos aísla
y nos devuelve al mundo.
Y nos queremos.
Y nunca estamos solos.

4 comentarios:

elena dijo...

"Me quedaba sin sueños
a veces sin aire
a veces sin enigma
la noche y su quietud
ardían en su fósforo invisible".

me encanta. bonito blog.
saludos

RAÚL dijo...

deberías estabilizar las intenciones, porque estos poemas "en sucio" son fantástitos. hay luz en todas partes.

Camy dijo...

Un canto al amor, a la pareja, a la vivencia, cuando más solos nos encontramos en el amor-compartido, más cerca estamos del universo.

betti dijo...

un trípticooo

suena interesante la propuesta
y será tipo informativo
o uno tipo de pintura?

de qué color?


pues, bienvenido en re
los retornos andan de moda

*u*