20 octubre 2008

Acerca del recuerdo en Alejandro

Alejandría era la tradición, Alberta una ciudad cosmopolita.
de la mezcla de dos charlas distintas escuchadas en la estación Centro Médico

La búsqueda era un signo al cual nos adheríamos con esperanza, con ánimos de belleza, con discursos de toda índole que casi siempre tenían que ver con la noche. Nos buscábamos de maneras muy obvias: íbamos a nuestras casas, a la plaza central, al bar de siempre. Aunque también hubo una búsqueda más secreta, operación exquisita que consistía en adentrarse en nuestros mundos, siempre más de ochenta. Yo descubría entonces tu manía por hacer de la música un happening habitual que interfería siempre con tu memoria, con tu mirada, con tu escritura. Tú descubrías mis fantasías, ánimos de gastronomía y arquitectura que habrían de conjugarse con los juegos de palabras, las largas caminatas, las mujeres de moda. Quedarme en tu casa como si fuera mía. Necesitar siempre de un vino, improvisar copas. Generar figuras con la música que se elige de fondo. Hablar de hacer literatura como causa para luego dejarnos hacer por ella como efecto. Nos succionaba un mismo laberinto. Ansias de sismo o belleza. Nos dábamos oro y el Sol nos regía. Nos saludábamos a mitad de un jardín. Tal vez el único reclamo sea el por qué no te gustaron más los Cocteau Twins, Paul Buchanan, los boleros *** Te echo de menos, amigo, ciertamente *** Y a veces siento que te veré desembarcar a mitad de un paisaje porteño, pongamos que Veracruz, luego de una profusa estancia en París.

5 comentarios:

Alejandro Palizada dijo...

thanx por las palabras. No cabe duda, tú llevas la batuta del naugrafio.
(naugrafio).

ISOBEL dijo...

que buena sensación me ha dejado el relato, aunque tenga cierto aire de nostalgia esperanzadora, besos

Yurena Guillén dijo...

Gracias por el comentario que dejaste en el blog. Recién estoy llegando y he visto tus post por encima. Volveré con algo más de tiempo.
Saludos

Solange Pérez M dijo...

Gracias por pasar por mi blog, me ha gustado el tuyo!

Pasare por aqui de nuevo!

Saludos,

natyva dijo...

esa búsqueda más secreta... la del verdadero encuentro... :)