01 julio 2006

Necesarias notas de inicio.

los tiempos, todo el tiempo.
hay siempre tiempos de tristeza l tiempos de felicidad l de mirar atrás o de proyectar hacia adelante l de escritura o de vacío l tiempos de amor compartido l de amor en soledad l de volverse viejos l de mirar como un niño.
el tiempo que no muta, sin embargo, es el tiempo de aprendizaje.

5

hay constantes que están siempre presentes:

aprendizaje ][ movimiento

6

todo el tiempo es movimiento.
nuestro cuerpo, por ejemplo, aún en reposo está en movimiento l parte de liso a resquebrajado l de diminuto a encorvado.
si caminamos se mueve l si no, él lleva de por sí su propio ritmo.
y su propia grandeza, su propia comunicación.

¿qué aprendo yo de mi cuerpo? ¿qué me dice el cuerpo? el propio, el del otro...

mis sistemas perfectos que me posibilitan la vida [
las líneas de la mano, las de los pies, la proporción áurea [
mi cuerpo es un pentagrama, una estrella de cinco picos [
mi cuerpo es un signo como el universo, es un símbolo como el mandala ]
leerlo no es cosa fácil, pero sí lúdica.
a su vez él juega a ser uno por dentro, y otro en el exterior l me hace comprender las dualidades y la verdad que emerge apenas se entienden éstas como una realidad única l un absoluto.

ll/ si mi cuerpo es el Templo de Dios, no puede ser que Dios sea un imbécil que ha muerto y nos ha dejado abandonados a nuestra suerte.

si mi cuerpo es el Templo de Dios, y éste está siempre en movimiento, ¿hacia dónde se dirige?

si mi cuerpo es el Templo de Dios, ¿no querrá decir que yo soy como él?, ¿que yo poseo sus mismas características de creación?, también yo soy un símbolo que puede comunicar esos significados humanos y metafísicos que él comunica, porque por ahí dicen que yo estoy hecho a su semejanza, yo soy una equivalencia de Dios, esa fuerza creadora, creativa, dadora de vida. \\\

}}}pero mi cuerpo no es un templo católico, ni una mezquita.
(
*
*
*
no es gratuito que el vocablo Dios haya regresado a mi léxico corriente.
luego de haberse ido tanto tiempo junto con Nacionalidad.
y ambos aquí y ahora me hacen entender que hay algo más que lo evidente.
yo no practico religión alguna ni lloré por la eliminación de méxico en el mundial de fútbol.
pero soy religioso y soy mexicano.
y eso me dice mucho.)

[ por eso es éste mi tiempo de reflexión, dentro de éste aprendizaje que nunca cesa [[


  • HONOR A QUIEN HONOR MERECE

  • 3 comentarios:

    zchymczyk dijo...

    en realidad nunca cesa, es un axiòn total e irreversible
    ningùn hombre es tu amigo
    ningùn hombre es tu enemigo:
    todos los hombres son tus maestros

    saludos

    p.s.
    podrìas leer mi "sonrisa de la niña en la ventana" y decirme si se entiende

    bohemiamar dijo...

    Tu Dios eres tú mismo, tus acciones, nadie te dirige, excepto tú mismo.

    Un saludo.

    bohemiamar.

    Benedet Marioti dijo...

    Mi cuerpo sigue la dirección del tiempo, a veces hacia adelante otras hacia atrás.

    El reencontrarme con mi cuerpo ha sido una de las grandes tareas de mi vida, a veces me acerco otras me alejo, pero sé que su mejor oyento sigo siendo yo.

    Cariños y buen post.
    BM.