05 marzo 2006

El agua detenida

“El alquimista quería trastocar los metales en busca del lapis philosophorum, oro, piedra filosofal, soberano quantum al modo atómico de Demócrito, que poseyera el fluir dialéctico de Heráclito, el devenir en que cantase el número pitagórico y, volviendo a Demócrito, que comprendiese que en ese oro el ser y el no-ser, son. El poeta, nuevo alquimista –alquimia de la palabra en Arthur Rimbaud– ha de hallar en la poesía una búsqueda aprehensiva del mundo, un ejercicio cognoscente en el que todas las fuentes son de agua de vida. El agua debida a Thales de Mileto, forma el espejo donde el ser (Narciso, el poeta) mira, se mira, admira su imagen y ella se trastoca en imago mundi, la imagen lo fecunda, y como poseso, siente en él las fuerzas del cosmos integrándose en expresión, verso, poema. Todas las fuentes son venero para la poesía.”

Así comienza su ensayo el poeta cubano Virgilio López Lemus acerca de José Lezama Lima: cubano cronopio que tendió puentes con otros escritores, no necesariamente de la época, sí necesariamente universales, aquellos que han entrevisto que en el poema no hay nada qué aportar como historia o moraleja, no hay nada qué decir al respecto del hecho concreto de la vida que no se haya dicho ya (y de mejor forma) a través de otros lenguajes. En ese caso el poema alejaría al hecho difícil de (pronunciar) la poesía, lo poético. El poema no tiene por qué ser igual a esos otros lenguajes existentes como el político, mediático, artístico, etc. aunque abreve de todos ellos: la vida misa. Tiene que ser equivalente a todo tocando temas “distintos”, no temas que queden claro sino temas que provoquen una sospecha en quien los lee y quien los escribe: esa devoradora ansia de integración en la Unidad. No ficción, sólo imagen.

“Lezama prefería no ser comprendido, sino aprehendido, o sea, él no quería que se llegara a entender su polisémica obra, como se entiende racionalmente lo objetal o el lenguaje matemático, sino que se ejercitase la intuición, que se fuese al poema mediante aquella idea de que es posible, porque es imposible”.

Aquí va a la mitad del ensayo y entonces descansar en la salvedad de lo convencional, de lo que ya existe por otros como fórmula de vida, se reafirma como un hecho imposible que hace que la poesía no deje de ser vigente, no por el hecho de los libros que se venden o la enseñanza al respecto en las escuelas, sino por la vuelta al origen que escritores como Lezama y ensayistas como López Lemus buscan explicar sin explicarlo: el ser que se encuentra con su potencial: absurdo, absoluto, pasajero y universal.

Momento de los ejemplos (nótese el cuidado con el que Lezama parece descuidado (más que comunicar una idea hace que se escuche el crack de una cachetada metafísica (cosa de no-buscar-entender como estamos condicionados a hacerlo!!!))):

Sobre un grabado de alquimia china

Debajo de la mesa
se ven como tres puertas
de pequeños hornos,
donde se ven piedras y varas ardiendo,
por donde asoma el enano
que masca semillas para el sueño.
Encima de la mesa
se ven tres cojines grises y azules,
en das de ellos hay como figuras geométricas
hechas con huevos irrompibles.
Al lado un jarrón sin ornamento.
Pedazos de leña por el suelo.
Un hombre curvado con una balanza
pesa una cesta de almendras.
La varilla de ébano
alcanza de inmediato el fiel.
El hombre que vende
teme a los tres pequeños hornos
que se esconden debajo de la mesa.
Por allí deben salir
las figuras esperadas
que vendrán cuando el pesador
logre el centro de la canasta.
A su derecha el hombre que contempla
absorto al pesador,
juega con unos pájaros.

El ensayo en cuestión: Imagen versus palabra: Apuntes sobre la poética de José Lezama Lima. Virgilio López Lemus, poeta, ensayista, crítico y traductor cubano.
Tomado de: Voz Otra. Revista Iberoamericana de poesía y crítica. No. 2 Enero-Febrero 2006.

13 comentarios:

caducar el ego dijo...

Con ausencia, vengo a la presencia. Gracias por la visita y el comentario.
Vendré por acá.

c. dijo...

sigo resfriada, pasé a puro saludarte... me reí con tu(s) comentario(s), no me había dado cuenta de tu buen humor, espejel... o será que últimamente andas más feliz?, saludos, c.

Paulo dijo...

La poesía ensimismadamente no sabe que de alguna forma dictatoria se apodera las cosas más sencillas de la vida.

Ana dijo...

Hola Alberto :)

Me decidí a venir a conocer tu otro blog... gracias por la cita, aunque no soy fan, simplemente son frases que he ido recogiendo en el camino y se han ido quedando conmigo...

No he escuchado esa canción de Calamaro y Paez aún, pero veré si la consigo por ahí ;)

Un beso

c. dijo...

gracias por re-visitarme, veo que usted pasa por una fase de constancia... jaja... saludos, espejel, muchos saludos, c.

LITA dijo...

pasaba por akí y algo estuve leyendo.. me gustó.. seguiré haciéndolo.

Salu2,

Gisell

LSz. dijo...

APOSTILLAS A ALGÚN POST.
I
Como dice Espejel, nunca nos hemos escuchado mucho ni uno ni otro, pero tampoco le había leído tanto. Ahora que lo he hecho de reojo por lo menos, diría sobre el Anacentrismo palabras más palabras menos, lo mismo que él. Y además, sin querer justificar nada y mucho menos, el Anacentrismo( o como lo reconoce no sé quién: pretexto de pedas y de vanidad) era aquella pulsión de hacer algo sin más que eso: hacer que hacíamos algo. Da igual.
Y si algo le concedo al famoso Anacentrismo es sin duda, la inflexión que significaba, la conciencia y en suma lo que me ha llevado a hacer: voltear tanto hacia el hombre, del que tengo experiencia de primera mano -yo-, y voltear, no con un afán narcisista sino con una mirada Reconocedora-reconstructora que ha perdido toda su "vanidad" por descubrir una catástrofe, por escribirse.
Y sí, podría decir más y mucho, pero Espejel lo ha dicho. Amén.
II
Lo descubierto al seguir a Espejel,nunca esuvimos tan lejanos, es decir, al leerle me doy cuenta que la valoración del mundo, las ganas de seguir la intuición, de buscar una existencia auténtica o quizá de aprehenderse en escritura son similares, y no porque seamos o hayamos sido Anacentristas, sino porque somos buscadores-hombres sin centro; reconociendo la periferia en un proceso de experiencia-concienca-experiencia.
III
Disculpa que haya hecho uso de tu espacio Alberto. Por cierto, lo de Lezama y Lemus ha sido tan claro como la explicación de anacentrismo, pero evocador como la misma poesía.

Un saludo, LF (quasi-miembro del Ana0).

Dyannah dijo...

pues aunque esto sea de Marzo... ya extrañaba tus triples paréntesis.. jeje

mmm creo que he vuelto al mundo blogger .. eso se siente extraño
saluditos

A.Ocampo dijo...

Lezama Lima es uno de los Grandes, y el porqué es evidente. Saludos re-tornados :)

A.Ocampo dijo...

pasa algo por aqui???

Anónimo dijo...

This is very interesting site... » »

Anónimo dijo...

Very cool design! Useful information. Go on! Canadian vitamin health food stores online blackjack Al small business health insurance Informing the medicare consumer Bank canada car insurance royal allegra concerta safe Playmates pornstars video clips Automobile insurance state minimum 2004 infiniti qx4 http://www.web-site-promotion-1.info nj automobile insurance law jelly colored flat panel monitors Explain refinancing Jesus healing kidney cancer Financial planning example michigan best rates auto insurance Coil spring mazda mx3 medicare coverage glucowatch Circle mitsubishi schererville in

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP Dvd players region free decoders Bontril new zealand propecia order