03 octubre 2005

que los días transcurran es el ejemplo más viejo y sabido para ejemplificar al tiempo. éstos últimos días han transcurrido. éstos últimos días son una especie de medición: es claro que si han transcurrido es porque el reloj no ha dejado de operar. sin embargo yo creo que hay algo más que tiempo en el transcurso de los días. éstos últimos 10 días han sido distintos a los 10 días anteriores. ambos son 20. pero en cada grupo de 10 no pasó de igual forma el tiempo... o más bien sí: aproximadamente 240 horas, 14,400 minutos, 864,000 etcétera, pero no sólo hubo ese tiempo, razonado, medido, estructurado, también hubo otro tiempo, un tiempo impreciso, inexplicable, un tiempo donde palabras como existencia, mente, ser, intersticio cabrían a la perfección.

10 días y 10 días y sin embargo.

éstos últimos 10 días fueron de recaídas en todos sentidos. un descenso al sótano para encontrar el hoyo negro. ese espacio preciso donde la realidad es otra y la misma, donde el pensamiento humano aún no acierta, donde la lógica se despoja del disfraz. recaer es entonces algo muy distinto.

quiero encontrar a la poesía fuera del poema y al centro fuera de la circunferencia. encontrar la ecuación que no se quede en un signo de igual.

éstos últimos 10 días fueron un revulsivo. tengo ganas de volver a jugar en pleno trabajo, de hacer el amor fuera del cuerpo, de saltar a la piscina desde un cuarto piso de un hotel como un loco argentino.

mi más reciente recaída fue como llegar corriendo a mar abierto para meterse a nadar en búsqueda del horizonte. siento, entonces, que aunque pasen los días, con todas sus circunstancias, formando meses, años, sentencias, costumbres, aquello asociado con la esencia, el ser o la identidad termina saliendo a flote. no puedo negarme: soy movimiento, no puedo quedarme a instancias del sótano o del hoyo negro, no puedo detenerme en el recuento de cada uno de esos 10 días que tal vez fueron menos o tal vez fueron más (sólo necesitaba poner una cifra para hacerme entender).

qué es el destino, la esencia, el ser humano... yo no sé si la vida de uno esté marcada bajo signos de difícil acceso como las líneas de la mano o las facciones del rostro, la planta de los pies o las cartas astrales, sólo sé que en ello hay mucho del sentido de ser hombre, como la intuición, como el estudio, la lectura, la comprobación, la admiración, todo bajo la estrella del movimiento, de la conquista individual, de la desatadura psicológica, del potencial humano, que parece ser infinito, que parece ser verdadero.


hasta aquí llega tanta celebración en torno a un tiempo en particular. con éstas mismas letras he celebrado el nacimiento de mi hija, de un poema, de una nueva lectura. aquí no hay mucha diferencia, siento que de nueva cuenta estoy aquí aunque en ningún momento me he movido de éste lugar. sin embargo vuelvo a estar, vuelvo a ser. renazco, resigno, reinicio. reloaded. revisited. reverbo.

9 comentarios:

canela dijo...

Pues...ojala que siempre tengamos nuestros lapsos de 10 dias (o los que sean) para sentirnos tristes, felices,para que caigamos, para que nos levantemos, para que volvamos a ver nuestro objetivo...
Que bueno que te reinventas amor.

Yo dijo...

Renovado, tu cuerpo nunca se movio, pero las alas de tu mente viajaron a un plano mas ilustre, 10 dias se azote emocional que terminaron con lo ahora eres...

Azeneth .O.G. dijo...

graciaspor tu comentario en mi blogte lo agradesco mucho

jAz dijo...

Aunque no lo creas te comprendo a la perfección, hace ya varios días pasé por un periodo similar, me he identificado con tus palabras Alberto, recaidas y descensos que resentimos, pero que son una buena ocasión para la reflexión y la introspección, es interesante saber que hay más seres humanos renaciendo, reinventándose, trasfigurándose, aunque en diferente tiempo y espacio y bajo circunstancias distintas. Somos esa parte de la humanidad en constante evolución...

c. dijo...

resurgir, refluir, refigurar, renovar, reflorecer... saludos, c.

ojitos dijo...

gracias por tu comentario en mi pagina...mantendre mi mirada atenta ante ti.
ojitos

La Pitonisa dijo...

La vida es siempre asi, tienes tus sciclos de alta sy bajas )lo importante es que hayan mas altas que bajas= y lo mejor es renovarse no retroceder...
Me da giusto que en tu caso sea lo pirmero
saludos

La Pitonisa dijo...

La vida es siempre asi, tienes tus sciclos de alta sy bajas )lo importante es que hayan mas altas que bajas= y lo mejor es renovarse no retroceder...
Me da giusto que en tu caso sea lo pirmero
saludos

Beatriz dijo...

Yo también estoy en eso de fluir y ver los días pasar. Espero renacer. Agradezco en primera, la visita a mi blog. En segunda, el texto. En tercera, que el texto en cuestión no sólo me gustó sino que es un traje a mi medida.
No voy a Tlaxcala, vengo de Tlaxcala con una escala larga en el DF.
Después me voy más lejos...
Un gusto ver tu blog, gustazo, digo.